Búsqueda

Secciones

puc-logo

Carreras

Pedagogía en Religión Católica

Plan de estudios

El plan de estudios busca formar profesores de excelencia que manifiesten desempeños de calidad tanto en relación al dominio del contenido disciplinar, como al contenido pedagógico; y que además, sean profesores que posean vocación de servicio en comunión con la visión y valores de la Iglesia Católica y del Magisterio, sean líderes evangelizadores tanto en la sala de clases como en la organización escolar, estén enfocados en lograr aprendizajes significativos en todos sus alumnos y manifiesten una disposición a buscar el perfeccionamiento continuo al servicio del desarrollo humano y social del país.

Las actividades curriculares de la carrera se organizan en cuatro áreas de formación:

  • Disciplinaria, comprende los conocimientos teológicos y de las disciplinas base de la educación que posibilita la comprensión de la realidad educativa desde la perspectiva filosófico-antropológica, histórica, social y psicológica.
  • Profesional, promueve la adquisición del conocimiento didáctico del contenido y enfatiza el conocimiento en la práctica, es decir, la reflexión sobre la práctica mediante la experiencia y la deliberación, y el conocimiento de la práctica en la que el profesor investiga, dentro de comunidades locales.
  • Desarrollo Espiritual, comprende actividades extracurriculares, tales como retiros espirituales, celebraciones eucarísticas, ciclos de talleres de formación, acompañamiento espiritual, otras celebraciones y actividades pastorales, que fortalecen el desarrollo espiritual del profesor de religión como testigo de fe.
  • Formación General UC, elemento presente en la formación de los egresados de todos los programas impartidos por la UC.

¿Qué significa ser Profesor en Religión Católica?

El Profesor de Religión Católica es un profesional de excelencia, con un desempeño de calidad tanto en relación al dominio del contenido disciplinar de la Teología, como al contenido pedagógico. Manifiesta una vocación de servicio en comunión con la visión y valores de la Iglesia Católica y del Magisterio, transformándose en un líder evangelizador, tanto en la sala de clases como en la organización escolar. Su trabajo está enfocado en el logro de aprendizajes significativos en todos sus alumnos y en el servicio al desarrollo humano y social del país.